Ruta Cultural 5: Essaouira – Tan Tan – Marrakech

EssaouiraAgadirTan TanTafrauteTaroudantMarrakech

De Essaouira a Tan-tan en un mínimo de 7 días…
…con algunos cambios en este circuito


Ver un mapa más grande

A lo largo de 11 días, conocerás el territorio más meridional de Marruecos. Visitarás el sur de la costa Atlántica de Marruecos, desde los puertos más turísticos hasta las playas más vírgenes, desde las zonas más desérticas del Sahara hasta la colosal cordillera del Alto Atlas, y desde el Parque Nacional Souss-Massa hasta el Parque Nacional del Toubkal.

Si deseas más información, contacta con nosotros.

Días 1 y 2
Empieza la aventura: Essaouira

El viaje comienza en la preciosa Essaouira, ciudad portuaria marroquí situada al norte del Cabo Sim. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad desde 2001 y  atrae a multitud de artistas que acuden para plasmar en sus obras la medina, las murallas, el puerto y la costa.

La economía del lugar gira en torno a la pesca, la industria maderera, la textil y la alimentaria. Destaca el comercio de productos de artesanía, con muchísimas cooperativas de artesanos locales. El Festival Internacional de músicas gnawa que se celebra en junio atrae a miles de visitantes.

Día 3
La costa Atlántica:  Agadir – Souss-Massa – Tiznit

Continuamos hacia el sur por la costa Atlántica hasta llegar a Agadir, una de las ciudades costeras más modernas. Fundada por los portugueses sobre el 1500, en 1526 la ciudad fue invadida por los Saaditas. Entre 1912 y 1956 perteneció a Francia, pasando la soberanía a Marruecos en 1956. El 29 de febrero de 1960 un terremoto destruyó la ciudad, que fue reconstruida a 2 km al sur del epicentro. En la zona se habla una de las lenguas bereberes, el tachelhit (tassousite). A principios de julio se celebra el Festival Timitar, con actuaciones de grupos amazigh.

Avanzamos por la costa y descubrimos el Parque Nacional de Souss‑Massa, con sus acantilados, sus dunas, sus tierras de cultivo, sus estepas costeras y sus bosques. Finalmente, llegamos a Aglou Plage/Beach, a 14 km de Tiznit, donde descansamos. Tiznit tiene el aspecto de un pueblo tradicional amurallado con 56 torres y cinco puertas históricas. Destacan el palacio Khalifa y la gran mezquita.

Día 4
De las playas a la bahía:  Mirleft – Sidi Ifni

Proseguimos en dirección a Sidi Ifni y, de camino, descubrimos nuevos paisajes y pequeñas aldeas como Mirleft, que nos ofrece sus seis maravillosas playas. Tras un breve descanso, reiniciamos la ruta hasta llegar a la misteriosa ciudad de Sidi Ifni, capital del antiguo territorio español de Ifni, con una población aproximada de 20.000 habitantes y una economía basada en la pesca.

La ciudad disfruta de un microclima especial, bastante más suave que el del interior. Desde Sidi Ifni, podemos realizar varias excursiones, una de ellas a 10 Km al norte, a la apartada bahía de Legzira, conocida por sus espectaculares arcos naturales de piedra.

Día 5
La extensa playa blanca:  Mesti – Abainou – Tan Tan

Al día siguiente salimos en dirección a Tan Tan. Antes de llegar a nuestro destino, por la carretera de Guelmim, visitamos las aldeas bereberes de Mesti y Abainou. Posteriormente, recorremos los 125 km de carretera por el desierto llano y pedregoso que se extiende entre Guelmim y Tan Tan, ciudad que formaba parte de los territorios marroquíes ocupados por España y entregados en 1958.

Días 6 y 7
Extravagante belleza:  Guelmim – Tafraoute

Nos adentramos en el territorio y realizamos la primera parada en la ciudad de Guelmim (Goulmime), la antigua puerta del Sahara. Seguimos hacia el interior, hasta llegar al pequeño pueblo de Tafraoute, rodeado de gigantescos peñascos, en el encantador valle de Ameln.

Dejamos que la belleza y la diversidad del paisaje nos hipnoticen… las plantaciones de olivos y de almendros, la tierra seca, las montañas de granito rosa…

La zona es aún más fascinante en el mes de febrero, durante la floración de los almendros, cuando nos ofrece un espectáculo natural de luz y color.

Día 8
El oasis y la fortaleza: Taroudant

Salimos de Tafraute en dirección a la pequeña y encantadora ciudad de Taroudant, a una hora de Agadir. La ciudad exhibe sus tonos dorados y sus altas paredes rosadas, en una mezcla de oasis y fortaleza, bajo la mirada atenta de las nevadas cumbres del Atlas. Las vistas a la cordillera son uno de sus principales atractivos turísticos, junto con el zoco de la ciudad, que, a pesar de no ser muy grande, ofrece una amplia gama de artesanía tradicional propia de la zona.

Día 9
Vamos de excursión: Parque del Toubkal

Nos reservamos un día para visitar el Parque Nacional del Toubkal, en el Alto Atlas Occidental, entre los valles del N’Fiss al Oeste y del Ourika al Este. Se trata de la zona más accesible y explorada del Atlas, con las cumbres más elevadas del norte de África, como el Tazaghart (3843 m), el Ouanoukrim (4088 m) o el Toubkal (4167 m). En el parque nacen importantes ríos que aseguran el riego en los valles, como el N´Fiss, el Rherhaya, el Rhirhaia y el Ourika.

Días 10 y 11
La ciudad roja: Marrakech

Dedicamos los últimos días a la ciudad de Marrakech, cuyo nombre original bereber es Tamurt n Akkuc, Tierra de Dios. Se trata de una de las ciudades más importantes de Marruecos, situada al pie del Atlas, a 466 m de altura. Cuenta con numerosos monumentos catalogados como Patrimonio de la Humanidad, lo que la convierte en la ciudad más visitada de todo el país.

Marrakech es conocida, además, como la ciudad roja por el color de sus edificios. Fundada en 1062 por Youssef Ibn Tachfin, se convirtió en una de las ciudades más importantes del Islam medieval y dio nombre al país, Marruecos.

Uno de los lugares más emblemáticos de Marrakech es la plaza Jamaa el Fna. Esta bulliciosa plaza ha sido declarada Patrimonio Oral de la Humanidad por la UNESCO. Casi todas las casas que rodean la plaza son establecimientos de comida y cafetines, y suelen tener terrazas que permiten ver la plaza desde arriba.

Recuerda, podemos adaptar la ruta cultural 5 a tus necesidades.